sábado, 26 de enero de 2019

Purifica tu cuerpo y revitaliza tu mente


¡Hola chicas!, ¿habéis guardado vuestros bañadores y bikinis?, es hora de plantarle cara al frío y disfrutar de una sesión de aguas termales que purifiquen nuestro cuerpo y además revitalizen nuestra mente.

A través de una sesión de spa podemos recuperar todas las fuerzas que hemos ido perdiendo durante el año y comenzar a practicar un estilo de vida que te hará la vida saludablemente bella.

El término spa, salud a través del agua, se aplica para cualquier tema relacionado con salud y relajación en los que únicamente interviene el agua y en algunos casos otros productos que ayudan a potenciar los beneficios de los productos de la salud: aceites aromáticos, cremas hidratantes, esencias de frutas, etc.


Spas y tratamientos de salud acuáticos


La oferta de spas y tratamientos de salud acuáticos ha revolucionado el mercado del ocio y bienestar corporal. Hasta hace unos años la palabra spa era vocablo que usaba una pequeña minoría de la población, pero actualmente con la variedad y amplia lista de precios que disponen estos centros han pasado a convertirse en un placer adaptado a cualquier tipo de persona que sufra de diabetes mellitus.

El circuito de un spa convencional suele tener un precio medio de 18 a 25 euros y el tiempo de duración varía desde una sesión de 45 min hasta las 2 horas, según el tipo de circuito. Ya que ha llegado el deseado momento, normalmente un circuito hidrotermal se realiza en una piscina de hidromasaje donde el cuerpo estará expuesto a miles de chorros de burbujas a una temperatura idónea dejando músculos, cervicales, y demás partes del cuerpo relajadas y sin tensión.

Algunos centros con más espacio incluyen, entre otros, el pediluvio donde nuestros pies se fortalecerán caminando entre cantos rodados y chorros de agua bitérmicos. Si tus piernas están cansadas te recomiendo una sesión de pediluvio, tu circulación te lo agradecerá y tú lo notarás en tu ritmo diario.


Otras sesiones dentro de los circuitos hidrotermales

  • Sauna: Suelen poner música ambiental para que relajes tu cuerpo y mente recobrando esa energía positiva que a veces se pierde por el estrés y diferentes factores adversos a nuestro organismo ( alimentación, hábitos poco saludables…)


  • Baño turco: Óptimo para limpiar las vías respiratorias con un alto grado de humedad para que tenga un efecto positivo.


  • Ducha nebulizada: Se trata de una fina lluvia con agua fría que ayuda a contrastar los tratamientos de calor.



  • Ducha escocesa: Es una opción muy recomendada para acabar con una sesión hidrotermal ya que desde la cabeza a los pies estarás rodeada de chorros bitérmicos que fomentarán el riego sanguíneo y te harán sentir saludablemente bella por dentro y por fuera pero antes de abandonar las instalaciones del centro deberías tomar un zumo de frutas naturales que potenciarán tu bienestar.

Ya sabes que no tienes excusa para regalarte una sesión hidrotermal en un spa, seguro que tienes uno al lado de casa, no lo dejes pasar y sumérgete en un baño de burbujas sanas y saludables.