jueves, 10 de enero de 2019

Remedios caseros contra la tos ¿Conoces remedios caseros contra la tos?


Que incomodo resulta tener tos o ataques de tos, mucho más si estos se presentan por la noche mientras intentamos dormir. Hay noches que por más que te cambies de postura o te des la vuelta, la tos no cesa, así una noche tras otra.

Por eso ara hoy vamos a ver como calmar la tos con remedios caseros y que siempre tenemos a mano, una vez más, recurrimos la famosa botica de la abuela, vamos a ver qué remedios caseros contra la tos tiene ella, ya sabéis que las abuelas no se equivocan jamás, la pena es que no nos duren toda la vida.

Y la verdad es que nos encontramos remedios caseros de lo más variados. Aquí van algunos de esos remedios contra la tos.

Una infusión de regaliz siempre es un buen remedio casero contra la tos:

El proceso para hacer una infusión de regaliz es muy sencillo, ponemos a hervir 30 gramos aproximadamente de raíz troceada en un vaso de agua o taza grande durante un minuto o minuto y medio, dejamos reposar para que se infusiones correctamente. Tomaremos dos veces al día esta infusión como remedio casero para eliminar la tos.

El limón y miel, un clásico que todos conocemos.

Los clásicos nunca fallan, por algo lo son, tener caramelo de miel y limón siempre es una gran idea (lo que no todo el mundo sabe, es que debemos evitar los caramelos de menta). Volvamos a nuestros básicos de miel y limón, combinar las propiedades curativas de ambos ingredientes puede sernos de gran ayuda para aliviar esa desagradable tos.

Esta es una receta muy sencilla, mezclamos a partes exactamente iguales en un frasco ambos ingredientes y tomamos una cucharada de la preparación que obtengamos cada vez que sintamos molestias.

Unas buenas gárgaras de sal nunca fallan

Sí, como lo oyes, algo tan sencillo y con dos ingredientes que todos tenemos siempre en casa resulta que son casi miligramos. La sal posee propiedades antibacterianas y antiinflamatorias con lo cual resulta ideal para calmar la tos con remedios caseros. Este método es muy sencillo, vamos a poner agua tibia en un vaso y agregamos dos cucharadas (de las de postres) de sal. Nos aseguramos de que la sal está completamente disuelta, col el resultado final hacemos gárgaras hasta agotar la mezcla.

Un jugo del mágico aloe vera

Una vez más vamos a recurrir al mágico aloe vera, un remedio genial para mil cosas, todas ellas de lo más variopintas ¿Todavía hay algo para lo que no sirve el aloe vero? El jugo que podemos obtener del aloe vera es un aliado perfecto para estos casos en los que necesitamos calmar la tos, tanto por sus propiedades antiinflamatorias como para aliviar ese desagradable picor de garganta. Bebe el jugo de aloe muy despacito y notarás casi de inmediato la mejoría.

Tener remedios caseros contra la tos es genial, pero lo mejor y como todos sabemos, es tener cuidado y prevenir evitar cambios bruscos de temperatura, beber líquidos en exceso para ayudar a desprender mejor la mucosidad, combatir la sequedad de la calefacción y haciendo vahos caseros (te sirven diferentes infusiones para ello, como por ejemplo el eucalipto con limón).

Pero recuerda que si la tos no remite en un par días debes acudir a tu médico de cabecera y comentarle el problema, él siempre sabe lo que es mejor en cada caso. ¿Conoces algún remedio casero contra la tos que funcione?