martes, 26 de febrero de 2019

Diferencias entre ejercicios isotónicos e isométricos


Si se desea realizar un entrenamiento optimizado y tener los mejores resultados al hacerlos, se debe trabajar mucho. Pero también se debe conocer el tipo de ejercicio que se va a realizar, por eso hablaremos de las diferencias entre ejercicios isotónicos e isométricos.

Este trabajo que se debe llevar a cabo no sólo se refiere al esfuerzo físico, sino que también significa hacer un estudio para poder entender lo que estamos haciendo y lo que se requiere para cada situación.

A través de este artículo queremos guiarte pedagógicamente, explicándote lo que significan los ejercicios isotónicos y los isométricos, y las diferencias entre ambos.

Diferencias


  • Los ejercicios isotónicos son los que requieren un movimiento articular y una contracción muscular.
  • Por otro lado, los ejercicios isométricos son un conjunto de ejercicios más reducidos ya que no se requiere la contracción muscular ni el movimiento articular, o algo parecido. Sino que se trabajan zonas musculares teniendo una posición específica.
  • Algunos ejercicios isotónicos son: el movimiento clásico de subir una mancuerna mientras se flexiona el codo, las sentadillas, el press blanca y las flexiones.
  • Los ejercicios isométricos más conocidos son: la plancha isométrica, las flexiones y las sentadillas; todos estos ejercicios tienen su versión isométrica.
  • Los ejercicios isotónicos incrementan la potencia muscular y la fuerza. Además, mejoran y ayudan en la oxigenación y circulación de la sangre en el organismo.
  • En el caso de los ejercicios isométricos, además de aumentar la resistencia muscular y la fuerza, son indispensables para trabajar correctamente las fibras y los músculos más profundos y ayudan a tener un buen equilibrio.

Son ideales e imprescindibles para los procesos de rehabilitación y para lograr obtener en poco tiempo resultados increíbles.

Como se puede notar, sus diferencias resultan ser muy evidentes; sin embargo, es muy ideal y recomendable que se combinen ambos ejercicios para conseguir los beneficios deseados, tanto de los ejercicios isométricos como de los ejercicios isotónicos.

En conclusión, hacer los ejercicios correctos nos puede contribuir en gran manera a mejorar la salud física y a mejorar la condición de nuestro organismo. No dudes en practicar diversos ejercicios, ya sea en el hogar, en el gimnasio o en el parque.